21/8/09

Suerte

Esta vez no la vio cerca, estaba a la distancia sin querer mirarlo. La razón era sencilla, no tenía que hacerlo, y si lo hiciera entonces él hubiera mirado hacia atrás. Porque era un cobarde y siempre lo había sido, tal vez nunca se perdone él mismo ese error, esas palabras que no debió haber pronunciado; sabiendo lo que en el futuro representarían, sólo pensamientos irreales. Hacía tiempo no era capaz de sostener un pensamiento sin que su mente fuera inundada de inútiles sensaciones. Nunca había comprendido lo que realmente era el amor en nuestros tiempos… simple enajenación.

Alguna vez me dijo que su pensamiento se podría explicar parafraseando a Jorge Valdano, hay una entrevista en donde explica las razones por las que dejó de trabajar en el Real Madrid, pero él en su retorcida mente había cambiado gran parte de las palabras. Esto fue lo que alguna vez me comentó: “Ya había advertido cuál era la fecha de mi marcha. Lo tenía muy claro desde hacía bastante tiempo, entre otras cosas porque amarla era una profesión que me obligaba a dejar la razón, de lunes a domingo, de enero a diciembre únicamente pensar en ella. Además, me iba quitando la frescura de la mirada. Tenía una mirada única, que se dedicaba exclusivamente a ella. Era bueno alejarme.”

No había problema en comprender lo que era el amor. ¿No es ridículo no aceptar la derrota cuando Roma ya está en llamas? ¿O nombrar a una ciudad tres veces heroica cuando ha sido conquistada otras tres? para él no lo era, algo que para mí siempre fue evidente.

También me había comentado sobre un sueño. Se remontaba más de 300 millones de años, en ese sueño se había dado cuenta de que tenía mucha suerte al existir, como si hubiera ganado la lotería millones de veces; había visto que nuestros genes existían potencialmente en alguna especie de pez que un día hace más de 300 millones de años se había atrevido a salir del agua; ese pez se había transformado en algún tipo de reptil, y este a su vez en un mamífero… él vio toda esta serie de sucesos en tan sólo 30 minutos, pero lo que más le afectaba era nunca haber identificado el momento en que se separó de ella, no haber identificado en que división celular habían dejado de ser uno mismo.

Se me grabó en la mente la sensación de que, nosotros dos, al igual que todos los seres “conscientes” del planeta nos habíamos cagado y de gran manera al simplemente poder decir que existimos. Simplemente eso ya era suficiente para mitigar su sufrimiento, y el mío también. “memento mori” tenía un nuevo significado para los dos.


Tema propuesto:

Los 90´s

6 comentarios:

Luiisa♥Cerezaa dijo...

me gustó la hitoria :)

no termine de comprenderla del todo, pero... somos humanos, no?
enajenación, amor, creación, existencia~

uuuuuh, esas cosas cómo seducen a mi curiosidad *O*~

Kariie-Soda dijo...

*w* Tienes una manera de narrar que me agradaa mucho x3!!!


biien enigmático todooo~ :D

El Tipo dijo...

y yo era el enamorado?

Que apestoso post... tus motivaciones más bien son las apestosas.

Güengo dijo...

Tipo: cagado, que pienses que sabes mis motivaciones, cuando no tienes la más mínima idea de lo que pasa por mi mente... tal vez confundes personas con personajes.

Más cagado aún, porque en ningún momento digo estar enamorado al menos no en el sentido superficial que tu planteas... tal vez deberías leer más de lo que escribo para saber de "qué" (ojo, no de quién) estoy enamorado.

Triplemente cagado que sepas el olor de mis motivaciones.

J.P. dijo...

Ps yo no se a que huelan tus motivaciones pero tus bolas huelen a requesón.

Me han contado pues.

Güengo dijo...

mmm... tus fuentes están mal, huelen a Gruyere.