6/4/09

El niño que llora


Giovanni Bragolin alias Bruno Amadio era un pintor, es conocido su pintura de "El Niño que Llora". Cuenta la historia que en él retrató a un niño de un orfanato. Años mas tarde el orfanato se incendió y el espíritu del niño quedó atrapado en la pintura, la cual no se quemó.

Desde entonces, se dice que quienes poseen una réplica del cuadro sufren desgracias y muertes, pues el cuadro está maldito. Se dice que al ver el cuadro, uno siente como el niño de ojos llorosos y mirada tierna te sigue, aunque este es un efecto de muchas pinturas, como la Gioconda (La mona lisa pues) de Da Vinci.

Mucha gente posee este cuadro, pero dice que sólo ataca a aquellos que descubren que el cuadro está encantado. En la noche se escuchan lamentos lejanos, el niño sale del cuadro sube a tu habitación y te mata, si es que no mueres antes de la impresión al ver su rostro endemoniado. Luego incendia la casa con todos adentro y borra así la evidencia de su crimen.

En los 50's se dieron muchos casos de casas incendiadas donde todo se encontraba destrozado y quemado, cadáveres carbonizados y lo raro de todo esto es que el cuadro permanecía colgado en la pared sin un solo rasguño.

Se dice que Amadio le vendió su alma al diablo a causa de que estaba en bancarrota y sus cuadros no se vendían. Éste le ofreció su alma a cambio de que se vendieran sus cuadros y así fue. El cuadro se volvió muy famoso.

La otra historia nos habla de que en realidad estos niños lloran por que están siendo devorados por demonios de apariencia de pez, que en verdad son cuadros que nos hablan de ese mundo oculto, sólo visible a algunos iniciados como Howard Phillipe Lovecraft, y que Amadio supo plasmar ese horror de otro mundo, a punto de engullir a una "inocente" humanidad. Basados en estos hechos un grupo de investigadores de lo Paranormal (Carlos Trejo y Jaime Maussan (jajaja no es cierto)) han realizado un profundo análisis del cuadro, y aquí están sus conclusiones...Sólo para aquellos fuertes de espíritu.


1. El cuadro, del que también se vendían reproducciones en óleo, traía mala suerte. Las familias que lo llevaban para decorar sus casas, se peleaban o vivían catástrofes.
2. De medianoche, el que quisiera, podía hacer pacto con el mismísimo diablo. Había que invertir el cuadro para lograrlo.
3. Si el cuadro se giraba en 90 grados, era posible ver a una figura monstruosa que aparecía devorando al pequeño. Esto demostraba supuestamente el carácter maléfico de la pintura.
4. La mejor forma de terminar con la maldición del cuadro, era quemándolo.

Nahh, puras mamadas no? ¿Ustees qué opinan? Yo soy muy incrédulo con respecto a eso, pero la neta ese cuadro me da miedo, no por la historia acá contada, sino porque sí! jajajaa Yo leí de esto hace mucho tiempo y me acordé luego de que hace rato me enviaron una cadena (Levante la mano el que odia las cadenas) en donde una de las imágenes era de este cuadro, jojojo.


Saludos retraZados!

9 comentarios:

RokCK dijo...

Mantengo mi mano a mi costado...

KAKAKA

La vdd es que las cadenas me divierten... pero jamás las reenvío.

JAJAJA

RokCK dijo...

Ya me dio miedo esa cosa... quiten esa fotooooo!!!

Happix dijo...

Mta madre... y acabo de volver a ver El Orfanato

Entonces si la imagen esta en este blog quiere decir que en un momento se quemará?

Borchácalas dijo...

Si yo si distingo el pez que se está devorando al niño, ¿Significa que soy como HP Lovecraft? YAY!!!!!

Güengo dijo...

Chale, me sentí como en un capítulo "de lo que la gente cuenta" (o algo así) la verdad que sí dan miedo ese tipo de cosas jeje... Happix no hay pedo lo que se va a quemar es la compu de los que vieron la imagen.

cArAmeLOZA ♥ dijo...

la vdd no se q decir no sabia todo lo q acabas de contar, si creo en fantasmas, maldiciones y asi pero esa imagen no da miedo x su significado a mi me da miedo el chamakito ^^

El Tipo dijo...

mmmm... no lo sé! yo siempre he creido que esas mamadas paranormales solo le dan de tragar a unos cuantos weyes oportunistas que viven de la inocencia de la gente... es como los libros de autoayuda...

Fire_tony dijo...

En mi depa hubo mucho tiempo un cuadro así, dos cosas:

1.- El morro sí te sigue y sientes la pinche tristeza.

2.- Sigo vivo.

Anónimo dijo...

Cuando ví el cuadro y el inicio del post me dije "¡Fabuloso! No solo hay un maniático de la ortografía y un pseudocientífico, ¡también hay un crítico de arte!". Pero continué leyendo y veo que es una entrada para acercarnos al mundo de lo inexplicable y paranormal. Aunque yo no creo en cosas sobrenaturales el tema me interesa, porque ¿quién no quisiera ver un fantasma?